Pérdida de forma tras un parón

En la situación en la que nos vemos hoy día, ocasionada por el dichoso COVID-19, todo los deportistas en general, y los más “frikis”  (cómo es mi caso) en particular nos encontramos con la incertidumbre, inquietud, desesperación,… como queramos llamarlo, que genera el confinamiento en el que nos hayamos.

        Si visionamos páginas deportivas, chats, RRSS, etc., son muchos los que se preguntan ¿ahora qué? ¿perderé toda la forma física? ¿Tendré que empezar de cero? ¿Qué tardaré en recuperarla?

       Antes de responder a esas preguntas, conviene resaltar que, LO MÁS IMPORTANTE HA DÍA DE HOY ES SALIR DE LA SITUACIÓN EN LA QUE NOS ENCONTRAMOS CON EL MENOR NÚMERO DE MUERTES POSIBLE, E INTENTAR VOLVER A LA NORMALIDAD.

        Además de lo expuesto, señalar que, de las Pruebas previstas hasta final de año, serán pocas las que se desarrollen.

        Volviendo al tema que nos ocupa, la perdida de forma durante el confinamiento, hay que exponer que cada uno está llevando la situación ( deportivamente hablando ) como puede, hay gente “dándole caña” al rodillo, otros tienen cinta de correr, pesas,… y otros se conforman con seguir videos de youtube… Todas son opciones válidas para mantenernos y no perder la forma.

      Pero, suponiendo que no podamos hacer nada de lo mencionado, ¿Cómo afecta este largo parón a nuestro cuerpo?

       Ya sea por hobby, por salud, o por “obligación” al habernos inscrito en alguna prueba,  nos encanta entrenar y como tal, solemos dedicar 3-4 o incluso más días a hacer ejercicio de manera saludable. Sin embargo, a veces, diferentes circunstancias (como lesiones o como por ejemplo la situación que nos ocupa en la actualidad con el COVID-19 ) nos impiden hacer deporte con regularidad e incluso nos llevan a abandonar su práctica total durante un largo periodo de tiempo.

¿Cuánto tiempo tardo en perder la forma? O ¿Cómo afrontar la vuelta a la actividad para recuperar la forma perdida?, son cuestiones que rondan por nuestra mente cuando se dan este tipo de situaciones. Pues bien, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Una persona suele tardar entre 8 y 10 semanas en perder la forma física en su totalidad.
  • Es durante las 3 primeras semanas cuando tu cuerpo notará la bajada de rendimiento más importante, ya que en ese periodo, como consecuencia de la disminución del volumen sanguíneo y a la menor capacidad cardíaca, nuestra capacidad aeróbica se resiente y disminuye considerablemente; a medida que tu estado de forma sea mejor, más sentirás esa disminución.
  • Como consecuencia de este estado sedentario, el metabolismo también se ve afectado, aumentando el almacenamiento de grasa entre otros aspectos.

      De cara a la vuelta a la actividad, es importante tener en cuenta que el músculo tiene memoria, lo que implica, por un lado, que no es necesario empezar completamente de cero y por otro que, a la hora de recuperar la forma, lo haremos más rápidamente, esto no quita que hay que empezar en el punto mismo en el que te encuentres, lo que conllevará ir retomando progresivamente los entrenamientos en lo que a volúmenes, intensidades y ritmos se refiere.

  Intentar llevar los mismos ritmos y realizar semejantes  volúmenes de entrenamiento (kilometraje de las sesiones) que antes del parón, es un error típico  que puede ocasionar lesiones.

Pero bueno, mientras todo eso llega….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *