PRINCIPIO DE SUPERCOMPENSACIÓN

              El de SUPERCOMPENSACIÓN, es uno de los principios fundamentales dentro del entrenamiento del deportista. Se encuentra estrechamente ligado al binomio Carga de Entrenamiento-Descanso y su correcta aplicación genera un aumento en el rendimiento deportivo. En otras palabras, podríamos definirlo como:

El conjunto de adaptaciones que se producen en nuestro cuerpo tras conjugar el entrenamiento ‘visible’, ( que serían las cargas de entrenamiento, lo estímulos a los que sometemos nuestro cuerpo, intensidad, duración,) con  el entrenamiento ‘invisible’ (que abarcaría el conjunto de actividades que lleva a cabo un deportista fuera de las sesiones de entrenamiento, aspectos como descanso, nutrición,…), dando como resultado una posterior mejora en el rendimiento deportivo.

                Nuestro cuerpo al sufrir un esfuerzo al que no está acostumbrado, quiere adaptarse y prepararse para soportar esfuerzos de igual o mayor intensidad sin sufrir daños importantes.

SUPERCOMPENSACIÓN – Equilibrio ENTRENAMIENTO -DESCANSO

           En cuanto a las Cargas de Entrenamiento, podemos decir que giran en torno a una serie de variables:

VOLUMEN, que haría referencia al cuanto haces, a la cantidad; es el número de ejercicios, series y repeticiones que haces en tus entrenamientos.

INTENSIDAD, en cuanto al como realizamos la actividad.

FRECUENCIA, que serían los días que se realiza el entrenamiento, y que estará directamente ligada a la intensidad, al cómo realizamos la actividad; en función de la dureza del entrenamiento en concreto o del momento de la temporada en que nos encontremos es posible que entrenemos 3, 4, 5 o incluso seis días.

DENSIDAD, que sería la cantidad de trabajo por unidad de tiempo.

DURACIÓN, que hace referencia al tiempo de la sesión.

         En lo que al Entrenamiento Invisible se refiere, su importancia radica principalmente en controlar todo lo que hacemos en el espacio de tiempo comprendido entre la finalización de una sesión de entrenamiento y el inicio de la siguiente, en otras palabras, todo lo que se hace cuando no se está entrenando, para mejorar la recuperación y con ello el rendimiento. Las claves o factores principales del entrenamiento invisible serían las siguientes:

  1. Descanso: Aspecto fundamental de cara a la recuperación; y dentro del descanso el control de las horas de sueño, intentando que sean un mínimo de 7 u 8 horas diarias.
  2. Nutrición: Hábitos saludables de nutrición, intentando cubrir las necesidades nutricionales del atleta.
  3. Hidratación: Fundamental.
  4. Trabajo Post-entrenamiento: Con masajes, realizando estiramientos, suplementación deportiva, e incluso electroestimulación.
  5. Higiene corporal en general y  Bucal en particular:  Este último aspecto, el de la higiene bucal es más importante de lo que la gente piensa, tener una mala oclusión dental, por ejemplo, puede dar lugar a que aparezcan dolores en la zona del cuello y de la espalda y, el Bruxismo, nos impide descansar bien y recuperarnos. Además, algunas lesiones pueden producirse a consecuencia de infecciones en la boca o los dientes ya que las bacterias se extienden por nuestro cuerpo y pueden depositarse en nuestros músculos.

               Ante lo expuesto, y partiendo de la base de que cada persona es un mundo, en cuanto a que no todos asimilamos de igual manera las diferentes cargas, se antoja como fundamental la figura del ENTRENADOR, de una persona que sea capaz de definir qué, cómo y cuánto debes entrenar, de distribuirte las cargas de entrenamiento y descanso de forma que llegues al día de la prueba en tu mejor momento y evitar por tanto que lo hagas sobreentrenado o ‘pasado de vueltas’. En definitiva, alguien capaz de explotar al máximo el potencial de cada uno.

ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA
BENEFICIOS DEL DESCANSO Y HORAS DE SUEÑO ADECUADAS

2 comentarios en “PRINCIPIO DE SUPERCOMPENSACIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *